Es una microalga filamentosa unicelular con forma de espiral que crece naturalmente endeterminados ecosistemas naturales.

La spirulina es un ALIMENTO y como fuente alimenticia es de extraordinaria calidad, ya que el valor nutricional que tienen esta alga se debe por una parte a la gran cantidad de fitonutrientes que contiene tales como; Proteínas, Vitaminas (incluidas B y especialmente B12), Minerales, Omegas 3 y 6, Calcio, Hierro, Clorofila, Microelementos, Etc., y por otro lado la biodisponibilidad.

La Biodisponibilidad significa el aprovechamiento real, que nuestro organismo hace de un alimento, en este caso, el aprovechamiento es más del 95% de los nutrientes que posee nuestra Spirulina Mater. De estos nutrientes dentro del organismo.

Proporciona energía. Ideal para personas con agotamiento crónico.
Excelente complemento en regímenes estrictos de adelgazamiento, garantizando una buena
nutrición, y a su vez ayuda a controlar la sensación de hambre excesiva.
Tiene alto poder antioxidante, ya que es capaz de contrarrestar la formación de radicales libres.
Útil en alteraciones de la memoria. Ideal para personas con desgaste físico e intelectual.
Compensa los efectos de la cortisona y quimioterapia.
Regula las funciones intestinales y digestivas.










.








Proteínas Tiene una concentración variable entre el 55 y 70 % de aminoácidos, siendo el alimento natural de mayor contenido proteico conocido. Las proteínas de la Espirulina están constituidas por la totalidad de los aminoácidos esenciales, que nuestro organismo es incapaz de sintetizar por sí mismo y debe incorporarlos necesariamente a través de la ingesta diaria, y por la casi totalidad de los no esenciales.
Ácidos grasos esenciales En el mismo sentido, los ácidos grasos Omega-6 y Omega-3 contenidos en la Espirulina, especialmente el GLA y el Dihomo-gammalinolénico, son extraordinarios precursores de las prostaglandinas (PGE)
Vitaminas Es la fuente más rica en vitamina B12 conocida en la naturaleza así como también contiene casi todas las vitaminas restantes del mismo grupo (B1, B2, B3, B6) en muy importantes cantidades.
Minerales Su contenido mineral es sumamente rico, especialmente en: Calcio, Magnesio, Fósforo, Hierro y Zinc, aportando, además, micro dosis importantísimas de Cobre, Manganeso, Germanio y Selenio.La biodisponibilidad del Hierro en la Espirulina es un 60 % mayor que cualquier otra forma conocida de administración de ese metal al organismo,
Antioxidantes La combinación del beta caroteno, la vitaminas E y el Selenio, elementos presentes en sustantivas dosis en la Espirulina, actúa como un potente antioxidante, deteniendo el envejecimiento prematuro de las células y la oxidación de las grasas, las cuales conducen a la formación de obstrucciones arteriales.

NOTA

La Espirulina es un organismo acuático de 0,3 mm de largo de forma espiral que vive por fotosíntesis como las plantas y crece dentro de los lagos salados y alcalinos de las zonas más calientes.Esta alga tiene origen de más de tres millones de años, por su alta producción de oxígeno es considerada como parte de los orígenes de nuestra atmósfera.

La Espirulina es reconocida por la Organización Mundial de la Salud, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Subirán y por el DIF, como alimento natural, gracias a la riqueza y diversidad de los elementos que la componen: 70% de proteínas, 20% de glúcidos y 10% de lípidos.
En el mundo se suman por millones las personas que se han visto beneficiadas por el consumo regular de Espirulina, debido a que es de bajo contenido en grasas y carbohidratos, la Espirulina proporciona una nutrición baja en calorías, pero que a su vez contiene las proteínas, vitaminas y minerales fundamentales.La Espirulina es una primitiva alga unicelular cuya historia se remonta a unos 3.500 millones de años por lo que es una de las plantas más antiguas del mundo. De hecho, es el descendiente inmortal de la primera forma de vida fotosintética de la Tierra. Este alga es tan pequeña que se necesita un microscopio para ver sus filamentos ramiformes, de un milímetro de longitud y sólo una célula de anchura. Crece espontáneamente en lagos salados o alcalinos -principalmente en el lago Texcoco de México y en el Lago Chad, situado en el país africano del mismo nombre- en los que las condiciones existentes impiden el crecimiento de la mayoría de los demás organismos.
Esto le convierte en un producto "limpio" ya que en las aguas alcalinas hay muy pocas bacterias. Así, el número de éstas presentes en los productos de Espirulina -que no reciben más tratamiento que el secado- es insignificante. El alga Espirulina es probablemente el alimento sobre el que más investigación se ha llevado a cabo en el último medio siglo. Y todo para que, al final, la ciencia reconociera lo que ya sabían los pobladores de las zonas del planeta donde llevan siglos consumiéndola: que se trata de un alimento no sólo seguro para el consumo humano sino que, además, es muy adecuado por su gran cantidad de nutrientes esenciales proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos. Con frecuencia, los descubrimientos científicos se deben a la observación cuidadosa de lo que había estado siempre a la vista. Y eso es lo que ha ocurrido con el alga Espirulina. Este alimento es consumido desde hace siglos por millones de personas en todo el mundo pero sólo cuando la duda sobre la conveniencia o inconveniencia de su consumo prendió en las mentes científicas se inició el estudio sobre las propiedades nutricionales de las que hablaba la tradición. Entonces la ciencia reconoció que, además de ser uno de los alimentos más antiguos del mundo, la Espirulina puede convertirse en el alimento del futuro. Actualmente su producción es muy limitada -unas 4000 toneladas al año- pero este alga ambientalmente deseable e increíblemente nutritiva podría ser explotada para paliar el hambre en el planeta y sin los nocivos efectos secundarios que afectan a la Tierra como resultado del cultivo intensivo